La clave del Destino II


Continuando con la descripción del juego de Mantegna, las cincuenta cartas colocadas de determinada manera son una descripción del orden y la unidad del universo, en una especie de escala simbólica que va de la Tierra al cielo y del cielo a la Tierra. Básicamente representa la idea de la elevación espiritual del Hombre.

El juego del Tarot se hizo muy popular en Europa en el siglo XVI, se jugaba con mazos de 78 a 97 naipes y a partir del siglo XVIII se estableció oficialmente el número de barajas en 78 cartas distribuidas de la siguiente manera: cuatro series de 14 cartas “inferiores” (los arcanos menores) que van del as al rey, y 22 cartas maestras (los Arcanos Mayores).

En el siglo XIX el Tarot fue estudiado con muchísimo interés por científicos muy importantes. Eliphas Levi, seudónimo de Alphonse Louis Constant, famoso ocultista francés, estableció una relación entre los 22 Arcanos Mayores y las 22 letras del alfabeto hebreo. En Inglaterra existía una sociedad secreta, la Golden Dawn (“Amanecer Dorado”), cuyos miembros se dedicaron afanosamente al aspecto adivinatorio del Tarot; entre ellos el poeta W. B. Yeats y también Alesteir Crowley, quien creó su propio Tarot.

La influencia de la Golden Dawn se hizo sentir en los países anglosajones extendiéndose al continente americano, apareciendo en Estados Unidos otra asociación, los “Builders of Adytum” (“Constructores del santuario”) que avanzaron y profundizaron las investigaciones para dilucidar el significado oculto del Tarot.

Esta historia cuenta cómo se extendió el Tarot por el mundo pero no explica el misterio de su aparición. ¿Quién o por qué diseñó esas cartas? Tal vez durante la permanencia de los Templarios en Palestina hubiesen recibido algún tipo de mensaje que después quisieron transmitir a sus hermanos a través de las hermandades.

No olvidemos que el origen del nombre de las logias masónicas está en el vocablo francés “maçonnerie”, corporación de monjes albañiles constructores de las catedrales.

El hecho es que, observando los Arcanos Mayores, encontramos simbolismos relacionados con la astrología, la alquimia, el esoterismo y las religiones, y que posiblemente hayan surgido en una época en que los ritos paganos aún subsistían por sobre el cristianismo como todavía sucede hoy en día en las muestras de sincretismo religioso.

Esas tradiciones aún se conservan, como por ejemplo no tirar las cartas el 1º de mayo o durante la Luna Llena de mayo.

Los arcanos menores también están cargados de simbolismo. Los cuatro palos tradicionales de la baraja se relacionan con los ingleses o franceses: la espada equivale a la pica, la copa a los corazones, los bastos al trébol y el oro a los diamantes, y se dice que recrean los temas encontrados en los vitrales de las catedrales góticas que aluden a los cuatro objetos sagrados de la leyenda del Santo Grial (espada, copa, lanza y plato) o a los cuatro elementos universales (fuego, tierra, aire y agua).

Autora: Marcela E. Diaz en exclusiva para © consultacartas.com – todos los derechos reservados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esoterismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s