Tu mente puede condicionar tus dias.


Si nos observamos a nosotros mismos y recordamos objetivamente vivencias pasadas, podemos abordar a la conclusión de que nuestras experiencias no dependieron tanto de lo sucedido, como de la predisposición y la reacción que tuvimos en el momento de dichas vivencias. Es decir, de acuerdo a lo que creíamos que debía ser y teniendo en cuenta la idea que teníamos formada en ese momento sobre la vida.

De tal manera, unas maravillosas vacaciones pueden ser vividas como una experiencia paradisíaca o como una traumática pesadilla, según el estado mental por el que estemos atravesando. Los factores externos pueden ser idénticos y potencialmente brindarnos una enorme felicidad; siempre y cuando nuestro interior no nos juegue una mala pasada y nos sintamos tensos o desgraciados.

Nuestra reacción primaria a ésto es intentar modificar los factores externos, cuando en realidad lo que debemos modificar es nuestro propio interior para que aprenda a disfrutar de todo aquello de lo que dispone. Viajamos, nos compramos ropa, nos arreglamos el cabello, nos mudamos, creyendo que de esa forma nos sentiremos mejor; y esa gratificación que obtenemos con esos pequeños gustitos que nos damos es tan efímera que a las pocas horas se nos ha esfumado.

Es muy importante tomar conciencia de lo tanto que influyen nuestros esquemas mentales en nuestra calidad de vida. Si logramos sentirnos felices desde nuestro interior, cualquier sitio en el que nos encontremos nos parecerá el lugar perfecto. No podemos ni comprar, ni fabricar la felicidad intentando que todas las circunstancias externas ocurran a nuestro placer y capricho; pero sí podemos intentar ser felices a pesar de las circunstancias que no vivimos como ideales.

No permitas que tus viejos esquemas mentales gobiernen tu vida, abre tu corazón y abrázate al optimismo que supone el estar vivo, el tener salud y el poder seguir mirando al futuro con ojos ávidos de amor y sonrisas que broten como manantiales ante los milagros y abundancia del universo.

Autora: Marcela E. Diaz en exclusiva para © consultacartas.com – todos los derechos reservados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autoayuda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s